Beneficios y propiedades de las frutas

Incluya estas frutas en su dieta diaria, aquí le damos las razones

Ananá

La bromelaína, una enzima digestiva, es el nutriente más importante que posee el ananá, estimula la producción de pasmina, una sustancia de la sangre que desgrega los coágulos, permitiendo que el corriente sanguíneo fluya correctamente, de este modo se previene la trombosis.

El ananá contiene los fitonutrientes, ácido p-curnárico y ácido clorogénico que impiden que se combinen en el estómago el oxido nítrico y las aminas para crear las sustancias cancerígenas llamadas nitrosaminas, por lo que podemos decir que previene todo tipo de cáncer.

Banana

Al contrario de lo que se piensa comúnmente, la banana no es una fruta pesada, proporciona fibra, potasio y magnesio, por lo que es muy energética y vitalizantes. Una banana de tamaño medio le brinda al organismo el 11% del requerimiento de potasio para un adulto. En la medicina tradicional China, las bananas se emplean para reducir las úlceras, lubricar los intestinos y los pulmones.

Coco

El Coco, suele considerarse como un fruto seco (grupo al que pertenecen las almendras, las nueces y los maníes), pero a diferencia de la mayoría de ellos, gran parte de las grasas de los cocos está saturada y no afectan tanto el organismo humano. Son una excelente fuente de folato y fibra, pero también de proteínas, herro, vitamina E y zinc. En cantidades mas pequeñas aportan calcio y selenio. Pero los más importantes beneficios provienen de la leche de coco. El principal efecto es mantener tersos y firmes los tejidos internos del organismo, lo mismo que la piel.

Por eso, se emplea en tratamientos anti-edad, mientras que su consumo regular puede mejorar la superficie y belleza del rostro, manos y cuello. Por esta misma propiedad se lo emplea comúnmente para producir cremas de afeitar que no resulten irritantes, aceites esenciales para masajes y jabones muy suaves.

Frambuesas

Ingerir una porción de 100 gramos de frambuesas aporta el 80% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. La medicina casera ha utilizado las frambuesas para ayudar a los riñones y el hígado, además de hacerles más sencilla la tarea de limpiar las toxinas de la sangre que circula por el cuerpo humano Además, se utilizan para tratar la anemia, la indegestión y el reuma, al mismo tiempo que su jugo sirve para aliviar la tos y el dolor de garganta. En el plano mas específico pueden traer importantes beneficios para la mujer ayudando a normalizar las menstruaciones irregulares si son cunsumidas en forma diaria, de la misma manera, sirven para facilitar las contracciones durante el parto.

Manzana

La manzana ha sido desde hace muchos milenios un fruto apreciado por sus virtudes curativas. Egipcios, griegos y romanos desarrollaron docenas de variedades, con importantes cualidades, pero fueron los médicos indios de la antigua tradición ayurvédica quienes primero la recetaron para controlar la diarrea. En china, han usado por siglos la corteza del manzano contra la diabetes uso que también respalda la ciencia moderna, ya que se sabe actualmente que su gran valor curativo reside en la pulpa, alta en pectina, una forma soluble de fibra.

La pectina de la manzana ayuda a eliminar plomo, mercurio y otros metales pesados del organismo. Para la gente que vive en ciudades contaminadas, limpiar el organismo de estos venenos es una razón más para consumir esta nutritiva fruta.

Palta

La Palta, conocida en muchos países americanos como aguacate, es rica en aceites y vitamina E, algo poco frecuente en las frutas y las hortalizas. También contiene varias vitaminas B y minerales como potasio y cobre. Como es una fuente de cobre, es empleada para contribuir a la formación de glóbulos rojos. Su fácil digestión y absorción la hace recomendable para las madres lactantes y también la convierte en un remedio natural para tratar las úlceras.

Recientes investigaciones afirman que las paltas ayudan a deprimir la secreción de la hormona insulina mediante un azúcar (manoheptulosa) por lo que son útiles para saciar el hambre.

Sandía

La sandía es originaria del Africa tropical Rica en fibra, solo aporta unas 20 calorias cada 100 gramos, siendo la fruta mas ligera y recomendable si una persona está a dieta. Esta fruta, pariente del pepino, es diurética y puede ayudar en casos de inflamación de la vejiga, ideal para bajar de peso, se destaca por su contenido en vitaminas A, B1, B2, B3 y C, además, es muy rica en minerales ya que contiene fósforo, calcio, hierro, potasio, sodio, magnesio, azufre, silicio y cloro, también contiene betacaroteno y licopeno, por lo que tiene una fuerte acción antioxidante, previniendo el envejecimiento celular Es recomendada para mantener controlada la presión arterial.



Contenido Relacionado