Beneficios del Ayuno

Las células son las más pequeñas unidades de vida del organismo. Se aprovisionan de oxigeno Y de sustancias nutritivas a través de los líquidos orgánicos (sangre, linfa, sueros celulares) y sus desechos son igualmente evacuados por medio de estos líquidos.

Las células pueden funcionar normalmente si los líquidos están exentos de residuos, de ahí la importancia de algunos órganos, como el hígado, el intestino, los riñones, los pulmones y la piel.

Si estos órganos realizan su trabajo de depuración las células funcionan normalmente. En caso contrario, la acumulación de basura atasca dichos órganos. Los tejidos se irritan y se inflaman, y pueden aparecer muchas enfermedades como la obesidad, que es una de las consecuencias de esta disfunción. Además todas las toxinas que ingerimos se acumulan en el tejido adiposo, por eso es importante hacer un “cambio” de grasas en el cuerpo.

Solo la práctica de una alimentación y de una higiene de vida conformes a nuestra fisiología puede disminuir la acumulación de las toxinas nefastas y contribuir al buen funcionamiento de nuestro cuerpo. El ayuno encierra mucho más que el simple hecho de dejar de comer durante algunos días. Se trata de un acontecimiento persona que requiere prepararse psicológicamente. La preparación mental debe comenzar cuanto menos siete días antes, tiempo en el cual debemos pensar en lo que queremos lograr y lo que haremos, luego de terminar al ayuno.

Antes de comenzar el ayuno es necesario limpiar los intestinos. Ayunar con los intestinos llenos de restos es peligroso ya que permanecen en el tubo digestivo durante varios días y pueden provocar una autointoxicación. Por esa razón, un ayuno de varios días exige una limpieza intestinal que iniciaremos una semana antes de empezar. Limpiar los intestinos significa regenerar la flora bacteriana con el objetivo de que retome en buen estado sus funciones de digestión, eliminación toxinas, transformación de los alimentos y transporte a través de la mucosa.

Uno de los alimentos recomendados en estos casos es el yogur, ya que se caracteriza por su capacidad para regenerar la flora intestinal. También es posible utilizar carbón vegetal o aloe vera, cuya acción es más profunda, además de reforzar la acción del ayuno y contribuir a la eliminación de toxinas

Diferentes Tipos de Ayuno

Ayuno total, se trata del más difícil de llevar a cabo y requiere de experiencia previa. Solo se bebe agua.

Ayuno con infusiones. Se beben infusiones de acuerdo con las necesidades de cada persona.

Ayuno Naturista, Ideado por la doctora británica Kousmineque, consiste en ayunar y sólo tomar una cura de sirope de savia, jugo de limón.

Ayuno de la toma de muciélagos, es la indicada para persona con problemas intestinales, se toman sustancias mucilaginosas (aquellas que absorbe gran cantidad de agua y aumentan en tamaño o masa, son altamente saciantes y ayudan a mantener la sensación de hambre a raya), que ayudan al tracto intestinal y a eliminar toxinas.

La Dieta líquida debe de llevarse a cabo siempre y cuando no esté pasando algún cuadro clínico que requiera de una alimentación más completa, puede hacerse durante uno o dos días y es muy efectiva para desinflamar y limpiar el estómago, también para deshinchar la figura y perder algún kilo de más.

Resulta muy efectiva si se toman algunos recaudos como ser dejar de lado los ejercicios físicos durante ese período y beber mucha agua mineralizada sin efervescencia, los líquidos que se ingesta debe de ser de productos naturales como por ejemplo jugos de fruta exprimida, preferentemente natural o con algún edulcorante.

Se recomienda durante este tipo de ayuno, controlar la emisión de orina, ya que se debe desechar casi la misma cantidad de líquidos que se ingieren, para evitar la retención de líquidos con sus conocidos problemas secundarios como hinchazón de pies y manos y la suba de la presión arterial.

Contraindicaciones del ayuno

El ayuno nunca debe llevarse a cabo en medio de una enfermedad por menor que esta sea. No está recomendado en personas con problemas de anemia y de baja masa muscular, si está en ayuno y siente mareos o taquicardias, suspender inmediatamente. No decida ayunar sin antes consultar con su médico.



Contenido Relacionado