Celos en la pareja

Los celos en la pareja, es un sentimiento que siempre de alguna u otra manera está presente, con cierto limite, hasta es probable que agreguen una pizca de condimento a la relación y muchas veces el otro lo toma como un gesto de que seguimos siendo importantes para el o ella, hablan de un temor a perdernos y eso lleva como connotación un cierto mimo para nuestro ego. Si no siente celos, no le importo, es la lectura mental en caso de que los celos no existan por completo.
Pero en otros casos los celos pueden ser el sentimiento irracional más destructivo que una pareja pueda enfrentar, donde ambos miembros terminan envueltos en un martirio cruel e inexplicable sin que ninguno sepa bien como y cuando comenzó esta pesadilla.

Son los llamados casos de celos patológicos, que no siempre tienen precedentes en el individuo y que tampoco se sabe a ciencia cierta cual es el límite entre estos y los llamados celos normales.
El celoso, por alguna circunstancia pierde notablemente su autoestima y su auto-valoración, su sentimiento de posesión se acrecienta en forma notable y su mente comienza a fantasear con hechos y situaciones muchas veces inexistentes.

Su lectura de la realidad se distorsiona de tal manera que una simple mirada de su pareja, hacia otro lado, es interpretado como un gesto inequívoco de que está insinuándose a alguien.

Como actuar frente a los celos de la pareja

La pareja del celoso, en su afán por no generar alguna discusión, va cediendo terreno ante las exigencias cada vez mayores del celoso, creyendo que es la mejor actitud a tomar, lejos de calmarlo, los celos se incrementan mas, ya que el celoso no cree en lo que el otro le dice, y lejos de interpretar los hechos en su realidad, cree que el otro está cediendo a sus peticiones justamente para disimular algún engaño ya ocurrido o por ocurrir en cualquier momento y circunstancia.
Si Ud. es la persona que sufre al celoso, la única manera de ayudarlo y ayudarse es no cediendo a sus deseos e intentar pedir ayuda profesional donde muchas veces la terapia de pareja hace verdaderos cambios. Recuerde que el celoso está en un pozo del cual no puede salir, si Ud. se mantiene fuera, es posible que lo pueda sacar, si se mete con el, ya son dos los atrapados.

Si Ud. es el miembro de la pareja que siente esos celos, que no puede controlar ya sabe el infierno en que se encuentra.

Aparte de pedir ayuda, tenga en cuenta estos detalles:
Ud. no es el amo y dueño de su pareja, ella o el, si todavía están allí, junto a Ud. es por su puro y absoluto deseo individual, deseo o sentimiento que Ud. debe respetar y valorar.

Reconozca íntimamente que Ud. no se valora en absoluto, su autoestima merece que la atienda, pero no se lo exija al otro, ese es un trabajo suyo personal.

Haga memoria y recuerde sus actitudes en los días que su pareja se enamoró de Ud. compárese con aquel individuo y con el presente, seguramente va a encontrar muchas diferencias, seguramente Ud. no es la persona de la cual su pareja se enamoró, entonces si lo que desea es su amor, por que cambiar una actitud que le dio buen resultado?

Por último, aceptese a si mismo que necesita ayuda, consulte un terapéutico profesional, puede cambiar su vida y la de su pareja para siempre.



Contenido Relacionado