Chocolate, alimento nutracéutico

De los alimentos denominados nutracéuticos, (El Dr. DeFelice definió la Nutracéutica como “un alimento o parte de un alimento que proporciona beneficios médicos o para la salud, incluyendo la prevención y/o el tratamiento de enfermedades”.) el chocolate ocupa un puesto importante por sus beneficios a la salud.

Esta nueva denominación de algunos alimentos, ha sido promovida por estudios que afirman que este tipo de alimentación puede elevar las expectativas de vida del ser humano, que se estima para los próximas décadas que puede llegar hasta los 140 años de vida.

De donde proviene el chocolate? Perteneciente a la familia de las esterculiáceas, el cacao es una planta que ha pasado de ser empleada como alimento esencial por los pueblos amerindios precolombinos a convertirse en un cultivo de gran importancia a nivel mundial, dada la difusión alcanzada por el producto que de él se obtiene, el chocolate.



El cacao es un árbol de porte bajo o medio, que rara vez supera los diez metros de altura y que pertenece a la especie Theobroma cacao. Presenta un tronco de color pardo claro, y flores de color rojizo. La planta se caracteriza por la singularidad de que el tronco lleva directamente sobre él primero las flores y luego el fruto en cápsula, de forma aovada y de unos treinta centímetros de longitud. Estos frutos, a los que se llama piñas o mazorcas de cacao, crecen pues sólo sobre el tronco y las ramas mayores. Dentro de cada una de ellas hay un número variable de semillas, que suele oscilar entre veinte y cuarenta, rodeadas de una pulpa mucilaginosa de color blanco. Externamente, las cápsulas del cacao maduras pueden ser amarillentas o rojizas, según las variedades.

El árbol requiere suelos ricos en nutrientes, profundos y con buen drenaje, y tiene poca resistencia a las sequías. Se cultiva en áreas tropicales y los principales productores mundiales en la segunda mitad de la década de 2000 son Costa de Marfil, Ghana, Indonesia, Nigeria y Brasil.

La elaboración del chocolate a partir de las semillas de cacao se realiza casi exclusivamente en los países importadores. Tal es la razón por la que países alejados del área tropical, como Bélgica, cuenten con una amplia tradición chocolatera.

El proceso de elaboración incluye el descascarado de los frutos y el tostado y la molienda de las semillas. Éstas contienen entre un 50 y un 60% de una grasa llamada manteca de cacao, a la que se añaden otras sustancias como azúcar, leche o frutos secos.

El chocolate se prepara en pastillas, tabletas o bombones para su consumo directo y es también uno de los principales productos usados en todo tipo de elaboraciones de repostería.

Con independencia de su atractivo sabor, se trata de una fuente de energía muy concentrada como consecuencia de su elevado contenido en grasas. Contiene además alcaloides como cafeína y teobromina, que le dan propiedades estimulantes.

Los beneficios del Chocolate para la Salud

Conocido popularmente como afrodisíaco natural, el chocolate presenta otros beneficios en su consumo, entre ellos, se lo considera anti diarreico y anti canceroso y resulta un potente estimulador cerebral.

Las propiedades antioxidantes del cacao impide la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad, reduciendo los niveles de colesterol.

Rico en fenoles antioxidantes, el chocolate previene los riesgos cardíacos y retrasa en envejecimiento de las células cerebrales a la vez que actúa como agente antidepresivo y tranquilizador.

Por tratarse de un energizante que contiene elevados niveles de calorías, su ingesta puede resultar contraindicado en dietas para bajar de peso basadas en la ingesta de calorías medidas.

Estudios recientes promueven su uso dentro de la industria cosmética a raíz de los probados beneficios de su aplicación para la piel, donde es utilizado mediante masajes o mascarillas como rejuvenecedor, exfoliante y anticelulítico.

Su fama de producir acné en algunas personas, principalmente en la adolescencia ha quedado totalmente desmentido.