Atraer la suerte

Seguramente muchos de ustedes se habrán lamentado en mas de alguna oportunidad de su mala suerte en circunstancias puntuales o en diferentes áreas de su vida, por otro lado, todos conocen personas con una increíble buena suerte para todo aquello que emprenden, desean o pretenden lograr.

Los casos de buena suerte o mala suerte son frecuentes de ver a nuestro alrededor, o en nuestra propia vida, como también son frecuentes de encontrar dispares técnicas mentales, amuletos, talismanes, mantras y una infinidad de estrategias buscando el solo efecto de “atraer la buena suerte” a nuestras vidas.

La ciencia a revelado el gran secreto de como atraemos a la buena suerte, veamos el tema de la “buena suerte” desde la neurociencia (un conjunto de ciencias que se ocupan de investigar el misterioso cerebro humano) ,ya que la actividad cerebral tiene mucho que ver en lo que ocurre en nuestro cuerpo y en las vibraciones que este genera hacia el exterior del mismo y que como consecuencia determina que cosas atraemos hacia nosotros.

Para explicarlo de otra manera, tu cerebro y tu cuerpo no tienen la misma actividad química, por ende la misma actitud, en un día que piensas que te has “levantado con el pie izquierdo” a un día que sientes  “este día va a ser fantástico para mi”, por ende ya supone que cosas pueden pasar un día u otro.

La actividad cerebral es diferente según lo son las emociones que tienes, la reacción química producida en el hipotálamo, también son diferentes, en el se forman cadenas de proteínas distintas para las emociones de felicidad, de ira, de abatimiento, de asco, de miedo, de alegría o de euforia, dicho de otra forma, cada estado emocional, tiene una sustancia química que lo produce y el hipotálamo lo libera a través de la glándula pituitaria, luego el torrente sanguíneo lo lleva al resto del cuerpo, de allí que nuestras emociones inciden en nuestro cuerpo de manera variada, por ejemplo: una postura corporal de abatimiento no es la misma que una postura corporal de euforia.

como-atraer-buena-suerte

Esta reacción química generada por las emociones no es el único cambio, también generan pensamientos que son como una corriente eléctrica entre nuestras neuronas, esta generación de pensamientos junto con la recuperación de recuerdos, es la actividad cerebral paralela a la reacción química generada por las emociones.

Esta actividad cerebral crea redes neuronales a través de las conexiones nerviosas que está haciendo, y cuando mas se repiten, mas se refuerzan y así se van creando nuestros patrones de pensamiento.

De esta manera se va formando nuestra forma de ser, de actuar, de sentir, de emocionarnos y así vamos repitiendo los mismos patrones de pensamientos, formando hábitos.

Aquí es donde se debe de prestar atención, si lo normal es que te levantes optimista, y un día sientes que “te levantas con el pie izquierdo”, puede ser una excepción, pero si lo normal es que te levantes malhumorado, significa que tu patrón de pensamiento a fuerza de repetición ha formado ese hábito y han pasado a ser parte de tu identidad.

Este modelo negativo, hace que tu atención sea llevada en ese sentido, y con ese cristal ve la vida, por lo tanto atrae para ti, cosas negativas, en definitiva lo que llamamos mala suerte.

Entonces, como atraer la buena suerte?

Aquí no hay nada externo, todo está en su cerebro, se debe de modificar este patrón de pensamiento, se debe de interrumpir inmediatamente a voluntad todas estas conexiones nerviosas al primer instante que notamos en nosotros una emoción negativa, no permitiendo que esta genere su ciclo habitual, simplemente pon tu atención en otra cosa, apaga la computadora de tu cabeza e intenta cambiar tu patrón de pensamiento. Cortando este ciclo, de a poco pierde fuerza hasta desaparecer.

No es simple, pero se puede lograr, y cuando tengas emociones positivas incentivarlas, de a poco el cristal con que mira la vida, va a cambiar de color, tu patrón de pensamiento comenzará a fijar su atención en lo positivo, y eso atraerás a tu vida, por lo tanto atraerás la buena suerte, comenzando a valorar que ya es buena suerte que hoy haya amanecido y tu estés aquí para verlo. Piensa que hoy puede ser un gran día para comenzar a atraer la buena suerte a tu vida para siempre.

Autor: Ricardo Antonio Sosa

Email: [email protected]

Articulos Relacionados