Como evitar estrías en el embarazo?

Las estrías no son unas desconocidas para ninguna mujer, a muchas de nosotras nos aparecen en la pubertad en glúteos, caderas, pecho… Y la cosa no es diferente cuando hablamos del embarazo, el 90% de las mujeres acaban esta etapa con alguna que otra nueva estría en su piel y, entonces nos planteamos la obligatoria pregunta, ¿podemos, de alguna manera, evitar su aparición?

Para poder “atacar” las estrías con eficacia es importante que comprendamos cómo y por qué aparecen: las estrías son cicatrices en la piel, pequeñas marcas que se producen cuando las fibras de colágeno y elastina de la dermis se rompen a consecuencia de cambios hormonales bruscos y, también y especialmente, por subidas y bajadas de peso muy rápidas; es entonces cuando la piel, al no tener suficiente tiempo para adaptarse a la nueva situación, acaba rompiéndose.

Y entonces ¿cómo podemos evitar su aparición? La respuesta es sencilla y parece obvia: la clave es la hidratación.
Hay que ser conscientes de que una vez las estrías aparecen, poco podemos hacer para eliminarlas. No podemos cambiar el tipo de piel que tenemos ni, obviamente, nuestra herencia genética y es una locura intentar detener los cambios hormonales que se producen estando embarazada por lo que lo mejor que podemos hacer es procurar que nuestra piel esté siempre hidratada y lo más elástica posible.



La maternidad y el embarazo son de las experiencias más increíbles que puede experimentar una mujer a lo largo de su vida pero también pueden resultar uno de los traumas más evidentes para nuestro cuerpo, si quieres saber más sobre cómo ayudarte en esta época, consulta a nuestros expertos en este enlace y darán solución a tus problemas más comunes en esta época.

¿Cómo conseguir evitar las estrías?

 

Los expertos de Tu piel y tú y, en general, todos los dermatólogos consideran que la mejor manera de lograrlo es mediante la aplicación diaria y constante (hasta dos o tres veces al día) de una buena crema hidratante en todo el cuerpo y fundamentalmente en donde hay más riesgo de que aparezcan las estrías como son la tripa o el pecho. Es importante usar productos específicos para este tipo de cicatrices, que nutran la piel, la fortalezcan y reafirmen y utilizarlas al menos mañana y noche desde el momento que sepamos que estamos embarazadas.

El tratamiento anti estrías debe continuar tras dar a luz durante al menos dos o tres meses o hasta que la piel vuelva a su estado natural. Si estás dando de mamar puedes aplicar la crema después de la toma o incluso sustituirla por aceite de oliva.



Articulos Relacionados