Cuidados del rostro, natural y económico

 

Los aceites esenciales o esencias de la plantas contiene una gran cantidad de principios activos.
Se deben emplear gota a gota ya que vienen muy concentrados, como referencia un frasco chico puede durar varios meses aunque lo utilice con frecuencia.

La mejor manera de usarlos es mezclándolo con algún aceite vegetal. Pero antes que nada, se recomienda comprobar que no le produce alergia, para ello disuelva una gota de aceite esencial en un poco de aceite vegetal, aplique en el antebrazo y espere veinticuatro horas. Si presenta algún enrojecimiento o picazón puede ser alérgica a esa esencia y es mejor no utilizarla.

Aquí le damos un listado de cuidados para su rostro que puede hacer con estos aceites:

Aceite esencial de Limón:
Se recomienda para los enrojecimiento y la cuperosis (problema ligado a la microcirculación sanguínea del rostro).

Aceite esencial de Geranio:
Mejora la circulación, desinfecta, cicatriza y humecta las pieles deshidratadas.

Aceites esenciales de Lavanda:
Este potente antiséptico se utiliza para luchar contra el acne y en ocasiones, contra algunos tipos de eccemas.

Aceite esencial de naranja:
Ayuda a mejorar la elasticidad de la piel.

Aceite esencial de romero:
Es purificante y desinfectante. Es muy bueno para las pieles grasas. Debe utilizarse con precaución ya que puede provocar irritación.

Aceite esencial de Salvia:
Además de ser astringente, cicatrizante, antiséptico y tónico, también posee propiedades antiseborreicas. Puede ser utilizado por las pieles muy secas grasas y con acné.

Aceite esencial de tomillo:
Se trata de un aceite que debe utilizarse siempre diluido y con mucha prudencia: nunca más de cinco gotas por cada cucharada de aceite de oliva. Es antiséptico, cicatrizante y tónico. Además es ideal para tonificar la piel. Nunca debe acercar el aceite de tomillo a los labios o a los ojos.

Aceite esencial de zanahoria:
Este aceite, que se extrae de las semillas de zanahoria, proporciona a la piel una tonalidad dorada. combate el envejecimiento de la epidermis y le devuelve la vitalidad.



Contenido Relacionado