El Maquillaje por Mónica Hidalgo School

Mónica Alejandra Hidalgo, Artista plástica, profesora, diseñadora gráfica, maquilladora teatral y social es la profesional que amablemente se prestó a informar a peybur.com sobre las nuevas tendencias del maquillaje.

Si bien la gran demanda por aprender maquillaje social que incluye el maquillaje urbano hasta novias, sigue siendo el preferido de la mayoría dada su rápida inserción laboral.

Estos talleres que dicta Alejandra desde hace 15 años son los que mantienen la mayor comunidad educativa.

Tienen un nivel inicial, que sería lo tradicional básico, pero en la actualidad la demanda requiere de mayor amplitud de conocimientos.

En el siglo pasado, el maquillaje era un complemento de otras disciplinas, como la cosmética por ejemplo, a partir de los principios del siglo XXI se instala un paradigma con la estética, el maquillaje empieza a tener otro rol, deja de ser un complemento para ser un protagonista.

De hecho la escenografía se corrió de su plano teatral y entró en el plano social, es como salir a escena el día a día.
Por lo tanto la maquilladora profesional, debe atender estas nuevas demandas que el maquillaje empieza a exigir  y capacitarse para estos cambios sociales.

Hoy día el maquillaje esta para presentar un nuevo medicamento, para vender un auto, para tomar conciencia de la problemática de una enfermedad, el maquillaje está para abrir un mundial o para cerrarlo, el maquillaje está constantemente en nuestra sociedad.

Tal vez por el culto a la imagen o por jugar a la salida a escena, aunque parezca novedoso en realidad es una práctica ancestral, el hombre antes de vestirse, ya se pintaba el cuerpo, en mi libro editado en el 2008 “Manual del Maquillaje” que ya está por sacar su segunda edición, cuento toda esta historia, aparte de ser un libro pedagógico para una maquilladora que desee hacer desde sociales a un “envejecimiento” teatral.

Con el, dimos un paso más para instalar el maquillaje como una disciplina del arte.

Los beneficios ocultos del maquillaje

El maquillaje como disciplina aumenta la autoestima, la persona se re-descubre, la mujer no solo se embellece por fuera, también se embellece por dentro se empieza a valorizar, descubre que el maquillaje no solo es para gustar, también es para asustar, para comercializar para motivar, para emocionar, es mucho más que un mero símbolo erótico que se usa para seducir.

Aunque en lo cotidiano las personas tienen que adoptar su maquillaje a su rol diario, de empleada, de profesional, de madre, de hija, de novia y en el rol que cada uno necesite, el maquillaje va a terminar de conformar ese personaje con sus múltiples cambios, una abogada debe tener un maquillaje determinado para ejercer su profesión y este cambia cuando a la noche tiene una reunión social, así como uno cambia de atuendo, de ropa, también cambia de maquillaje.

Los desafíos de las maquilladoras en la actualidad

El maquillaje tiene diferentes abordajes y este es el gran desafío de las maquilladoras en la actualidad, si bien debe de saber maquillar a una novia o una quinceañera, también debe de saber disimular una papada en una señora de 50, o corregir un ojo más pequeño que otro, o darle un mejor aspecto a un enfermo en un hospital, en lo personal no enseño maquillaje, formo profesionales del maquillaje.

Como verán el maquillaje puede tener desde un rol solidario, hasta la creación de un personaje de ficción cinematográfico.

Puedes conectar a Monica Alejandra Hidalgo en su pagina personal de Facebook

Actualizado el 02-02-2017

Articulos Relacionados