Hablar en lenguas

De todos los fenómenos paranormales, pocos resultan tan atractivos como la posibilidad de hablar otro idioma de un momento a otro, sin tener ningún conocimiento de tal idioma. A este fenómeno se lo conoce como Glosolalia y se caracteriza por quien lo experimenta puede hablar una lengua que desconoce. Puede Tratarse de un idioma vivo o muerto, conocido o desconocido, real o imaginario. En cualquier caso, la Glosolalia no es nueva en el mundo e incluso forma una parte importante de muchos registros religiosos.

También llamada Xenoglosia o Don de lenguas en la Iglesia Pentecostal se le da una interpretación dogmática, mencionando al espíritu santo como causa. En realidad, el origen de este fenómeno es bíblico y desde las páginas del evangelio, se expandió a lo largo de la historia y las creencias.

La Glosolalia es esencial en la Biblia, donde se conoce como Don de Lenguas y es uno de los poderes que el espíritu santo les brinda a los apóstoles. Así esos hombres pudieron salir por el mundo a predicar los evangelios en las lenguas nativas de cada región.



Aunque la Glosolalia tiene una rica historia dentro de las religiones occidentales, se trata de un fenómeno que acompaña a las tribus aborígenes de todo el mundo, desde tiempos inmemoriales. Hablar en la lengua de los espíritus o los dioses es la manera que tienen los chamanes y hechiceros de comunicarse con el más allá.

En tribus africanas, por ejemplo, si una persona es poseída por un espíritu, el hechicero debe hablar con él en su idioma con el fin de conocer las condiciones para abandonar ese cuerpo. El espíritu solícita sus necesidades, a través de los labios de sus victimas y el exorcista traduce este lenguajes para cumplir con los requisitos que impone.

Simultáneamente a la expansión del Don de Lenguas entre las religiones, el mismo fenómeno comenzaba a hacerse popular en el mundo del espiritismo. Durante el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX los médiums espiritistas aseguraban que podían hablar con los espíritus utilizando lenguas desconocidas.

Casos famosos de comunicación de los espíritus

Uno de los casos más extraordinarios de Glosolalia en un marco espiritista fue el de la médium inglesa Rosemary, quien hacia 1930 comenzó a tener visiones de sus vidas pasadas.

Rosemary relataba experiencias en el antiguo Egipto y pronto pudo hablar en la lengua de los faraones. Según la médium, el espíritu de una egipcia que había conocido en su vida anterior, llamado Nona, hablaba a través de ella.

El hecho no sería tan sorprendente sin no hubiera sido estudiado por el egiptólogo Howard Hulme, quien presenció y grabó las sesiones. En una de ellas, Rosemary le prestó su vos a Nona, quien respondió las preguntas de Hulme sobre la vida en el antiguo Egipto con llamativa exactitud.

En la grabación de ese diálogo se pueden escuchar sonidos como aspiraciones guturales, consonantes desconocidas y construcciones peculiares de una lengua que murió hace 3.000 años y que ningún hombre sabe a ciencia cierta cómo sonaba.

La Glosolalia suele estar relacionada con posesiones demoníacas. Es común que quienes son poseídos por espíritus hablen en otras lenguas mientras dura el fenómeno. La combinación de voces de ultratumba que hablan en lenguas antiguas, a menudo ya muertas constituye uno de los misterios más escalofriantes de la humanidad y un enigma que todavía no pudo ser resuelto científicamente por el hombre.

El don de lenguas fue uno de los signos que afectaron a una famosa estigmatizada, Teresa Neumann que vivió toda su vida en Baviera. El viernes santo de 1926 aparecieron estigmas sobre su cuerpo, y pareció revivir la pasión de Cristo, emitiendo palabras y frases en arameo, (algunas de ellas correspondían, al parecer, con toda exactitud a las palabras pronunciadas por Cristo en la Cruz).

Algunos observadores creyeron que estaba en comunicación mediúmnica con algún testigo contemporáneo de la crucifixión de Cristo.

Neumann sufrió y padeció los estigmas de Cristo durante casi cuarenta años y su estigmatización incluía la Glosolalia. El 18 de setiembre de 1962, tras una vida llena de misterios y experiencias sobrenaturales, Teresa Neumann fallece víctima de un ataque cardíaco. Durante cinco días su cuerpo fue expuesto a los fieles, sin que se descompusiera.

Actualmente la Iglesia estudia su beatificación.



Articulos Relacionados