Eliminando el acné, alergias, anemia y cálculos biliares

Hay alguna manera de terminar con estos molestos malestares de manera natural?.

Como siempre la naturaleza nos brinda sus  beneficiosos aportes naturales para nuestros trastornos de salud, en este caso veremos como eliminar el acné, las alergias, anemias y los cálculos biliares con jugos naturales ricos y al alcance de la mano.

Para eliminar el acné, Jugo de Cerezas



La presencia prolongada de toxinas dentro de organismo requiere de tanto en tanto buscar una especie de medio de salida para evitar una excesiva acumulación y esta salida suele ser la piel. El acné es uno de los mecanismos de defensa con que el cuerpo reacciona ante esa acumulación interna de sustancias tóxicas.
En estos casos, el jugo de cerezas constituye un remedio eficaz para purificar la sangre y eliminar, así, esos desechos perjudiciales. Gracias a esta purificación el acné comienza a desaparecer por si solo.

Para eliminar las alergias, Jugo de Apio

Parece haber una conexión entre el consumo de azúcar y las reacciones alérgicas, pero, sin embargo, una terapia sobre la base de 1/2 taza de de jugo de apio durante varios días seguidos puede ser de gran ayuda para contrarresta el problema. Aparentemente, esto se debe a las poderosas sales minerales que contiene este vegetal, las cuales hacen que la sangre se vuelva alcalina.
Cuando esto sucede, las alergias disminuyen la misma rapidez con que aparecieron.

Para la anemia, Jugo de Frutillas

Se recomienda esta pequeña fruta para combatir la anemia, por su riqueza en hierro y porque sus materias aromáticas actúan sobre los nervios del olfato y gusto, aumentando el apetito. Por otro lado consumiendo una cantidad abundantes de frutillas se resisten mejor la gripe y los resfrío.

Las frutillas también aportan dosis esenciales de minerales, como calcio, fósforo, hierro, potasio, yodo, magnesio, azufre y otras vitaminas, entre ellas A, B1, B2, B3 y E

Eliminar los cálculos biliares con Jugo de Hinojo

Los cálculos biliares son formaciones anormales de materia orgánica y sales cácicas dentro de la vesícula biliar (un pequeño reservorio sobre la superficie del hígado, en donde se almacena una sustancia llamada bilis, que es producida por este órgano).
En el siglo XVIII, en Inglaterra una mujer de apellido Stephens desarrolló una cura para este tipo de cálculo.
Tuvo tanto éxito con ella misma que , mas tarde, el Parlamento promulgó una ley para que se diera a conocer al pueblo el secreto del remedio que utilizaba.
Entre los ingredientes de esta preparación, cuya receta se publicó luego en un importante periódico de Londres, figuraba nada menos que el jugo de hinojo.

Consejos de cuidados con los Jugos

Si recién ha comenzado a incorporar jugos a su dieta, no beba más de tres vasos de 230 ml. por día. Los que ya estén más habituados puede duplicar esa cantidad y consumir 6 vasos diarios. Las personas que sufren de diabetes o hipoglucemia deben de consultar a su medico respecto a los jugos de fruta, para evitar una sobre carga de fructosa, el azúcar de la fruta.