LEGGINS…La nueva debilidad femenina

Las Leggins o calzas llegaron para quedarse y convertirse en la prenda indispensable del vestidor de toda mujer.
En los años 80 fue su época de esplendor, sus colores y texturas invadían las calles de la ciudad con una impronta muy femenina. Hoy en esta nueva década volvió a posicionarse en el ranking principal de moda.
Sus cualidades son muchas:

Comodidad; su elasticidad y adaptación al cuerpo es una de las principales claves por la que las mujeres no dejan de elegirla temporada tras temporada.

Versatilidad; Atravesando todos los estilos y ocasiones de la vida cotidiana, las Leggins en algún momento de la vida de todas se torna una prenda protagonista en el outfit femenino.

Sin límite de edad; En la actualidad no discrimina cuerpos ni edades, todas están habilitadas a su uso, chupinas, rectas, Oxford y anchas son las variedades básicas de cortes que se ajustan a la edad y estilo de las mujeres.

Desde el uso deportivo en géneros de algodón con lycra. Géneros engomados y símil cuero con un estilo más glam / rocker. Y brillosas con suavidad son fieles compañeras a unos tacos obteniendo un look sofisticado.

 

Así como la destacamos y la posicionamos en un lugar de privilegio debemos decir que a la hora de optar por una de ellas se debe tener en cuenta los siguientes 6 “NO” a tener en cuenta:

NO SON MEDIAS FINAS:
Muchas las utilizan en remplazo de una media fina y ese es un error muy común en las mujeres ya que da un aspecto sin clase al look que se pretende lograr.

NO SER VULGARES:
A mi criterio debe utilizarse siempre con prendas que cubran la cola, cuando la cola y la entrepierna se expone quita finura, por eso no debe usarse como si fuera un pantalón. Podríamos hacer una excepción en el uso deportivo ya que su material suele ser de mayor grosor.

NO USARLAS A MEDIA PANTORRILLA:

Si bien en el mercado comercial se venden constantemente, a la hora de comprar una Leggins pescadora se debe contemplar que acorta las piernas y las ensancha, son dos características que todas quieren evitar. Para verse más estilizadas lo ideal es usarlas a la altura del tobillo.

NO A LA ROPA INTERIOR DE OTRO COLOR:

Jamás usar ropa interior de color contrastante a la Leggins dado que se trasluce su brillo y tonalidad. Sobre todo si se la usa por arriba de la línea de cadera (cosa que no aconsejo).

NO A LAS PRENDAS INTIMAS QUE APRIETEN DEMASIADO:

El marcado de la bombacha es muy común ya sean en culottes o vedetinas. Evitar rotundamente su uso.

NO A LOS COLORES CLAROS LISOS Y A LOS GÉNEROS FINITOS:
Los colores claros dan un aspecto sumamente vulgar y provocativo, no son elegantes para nada y si le sumamos que la tela es de calidad finita peor aún, resalta todas las imperfecciones y no ajusta las piernas.

Mi concejo es que todas se animen a su uso, teniendo en cuenta el uso que les darán y ser buenas compradoras y no dejarse llevar por si se ven “bonitas” en vidriera o en una fotografía de revista sino cuan bellas las hace a cada una.

Artículo escrito por el Diseñador Argentino, Sergio Garcia.

Contacto: [email protected]



Contenido Relacionado