Mujeres XXL: Fuera de la moda?

La eterna discusión de las sociedades mundiales sobre lo excluidas que se sienten las mujeres XXL en el mundo de la moda.

Los cánones de belleza de la mujer de 1,75 y con medidas de 90-60-90 fue el ideal por muchos años, tal es así que las adolescentes por formar parte de ese “selecto” grupo de mujeres “bellas” las llevo a enfermedades extremas.

Poco a poco la industria fue cambiando (aunque falta mucho camino por recorrer aun) y los talles extra large ganan protagonismo en las grandes pasarelas del mundo.

Es real que no existe una prenda que le quede bien a todos los cuerpos, hay morfologías de prendas más acordes para las mujeres altas otras para las bajas, con mucho busto y con poco busto, como también cabe destacar que la frase de que “ a las mujeres delgadas todo les queda bien”, y no es así, por eso mujeres latinas y de todo el mundo no deben dejarse llevar por las portadas de revista y dejarse llevar más por su intuición de buen gusto.

Una frase que siempre destaco en mis clientas es que “no hay mujeres feas, hay mujeres que no se arreglan”, si todas descubren cuál es su fuerte y lo destacan sin lugar a dudas se verán regias las 24 horas del día. A enfocarse mas en lo bello que tienen y no invertir tiempo en lamentarse en lo que no tienen.

La mujer cuenta con una ventaja superior al hombre, y es que tienen muchísimos medios para realzar y disimular lo que quieran, invadidas por un sinfín de tipologías de prendas, calzados, maquillajes, tinturas, etc. Eso sí caer en ciertas las cirugías demasiado exageradas no es un buen camino en la mayoría de los casos, dado que pierden naturalidad y se ven muy “plásticas”.

En un mundo ideal, toda la ropa nos quedaría bien y habría talles para cada una. Pero la realidad es otra. Basta con preguntarle a cualquier mujer que tenga unos kilitos de más para comprobarlo. La búsqueda no es fácil pero se puede lograrlo.

BELLEZA SIN MEDIDAS
Si hablamos de ropa y frustraciones, hay cifras más que elocuentes. Según una investigación que AnyBody encargó en 2012, cerca del 65% de las mujeres no pueden encontrar su talle en la ropa que quieren (casi el 27% de las encuestadas usa talles entre el 46-50); el 81% dijo que se siente “mal/gorda/enojada/discriminada/frustrada” cuando no puede encontrar su talle y más del 80% hacen dieta.
Esta ONG lucha para promover modelos de belleza más democráticos que reemplacen a los de la delgadez extrema y juventud eterna.

En algunas marcas de ropa los talles que van más allá del 44 parecen estar ganando terreno dentro del exigente circuito de la costura. Cadenas internacionales como H&M o Asos ya tomaron la iniciativa hace tiempo y las introdujeron en sus tiendas, y ahora parece que las pasarelas más importantes del mundo están siguiendo sus pasos.

También las marcas están dando un giro a los cánones de belleza y empiezan a contar con modelos que se alejan del 90-60-90.

La sociedad comprendió que los talles grandes no son sinónimo de señora mayor, y si así lo fuera ninguna mujer le gusta verse como una señora mayor.

Lo importante es perderle el miedo a los colores, no invadir el closet de ropa negra, que sea un trayecto divertido y no de dolor.

Artículo escrito por el Diseñador Argentino, Sergio Garcia.

Contacto: [email protected]



Contenido Relacionado