Propiedades de la Especias

La palabra “especias” viene del latín “species” y significa “frutos de la tierra”.
Básicamente se obtienen de las cortezas, las flores, los frutos o las raíces, y son muy aromáticas a causa de sus aceites esenciales.

Las especias han tenido un papel preponderante en la historia de la humanidad, en la antigüedad eran tan valiosas que se las llegó a utilizar como moneda.

Aparte de resaltar los sabores en la cocina cotidiana, también tienen propiedades medicinales para su salud, aquí veremos algunas de ellas:



Azafrán

Se ha utilizado en la cocina desde el siglo X a.C. y era la especia favorita de los comerciantes fenicios, que lo trasladaron a todos los puertos que visitaban.
Se cultiva en varios países de la cuenca mediterránea, aunque España es el primer productor.
De sabor algo picante y de un bello color amarillo, el azafrán es indispensable en muchos platos como la paella, y también se utiliza en algunos licores.
Las hebras son preferibles a la forma molida, ya que esta última puede ser adulterada con facilidad. El azafrán alivia el dolor menstrual, los problemas de la menopausia, la depresión, la diarrea crónica y el dolor neurálgico.

Cardamomo

Alivia la indigestión y endulza el aliento cuando se lo mastica. Además, ayuda a controlar el vómito, los eructos y la regurgitación ácida.

Clavo de olor

Su aceite se ha utilizado desde hace tiempo para calmar el dolor de muelas. Es de los más potentes afrodisíacos naturales. Además ayuda a paliar el cansancio mental y físico y también la pérdida de memoria.

Cúrcuma

Se considera que esta especia es un tónico para el hígado, que ayuda a calmar la inflamación y alivia los problemas digestivos. Mejora la circulación y también una acción anti bacteriana.

 

Chile /Ají molido

Los chiles o ajíes se cultivaron por primera vez en México hace unos nueve mil años. Existen cientos de variedades en ese país, cuya gastronomía está basada en ellos y el maíz. Su nivel de picante va desde los dulces hasta los cáusticos. Todos son ricos en vitamina C y son utilizados en todas las cocinas del mundo para dar un sabor picante a todo tipo de platos. Nuestro autóctono ají molido ayuda a eliminar la mucosidad de las vías respiratorias.

Jengibre

Favorece el buen funcionamiento del tracto digestivo. Es indicado para combatir las náuseas durante un viaje o durante el embarazo. Además mejora la circulación. Los usos del jengibre son múltiples, protege contra enfermedades respiratorias y digestivas, alivia las flatulencias y los dolores agudos. También puede masticarse para calmar el dolor de muelas.
El té caliente de jengibre se toma al sentir los primeros síntomas de un resfrío o de una gripe, es una bebida reconfortante y puede ayudar a limpiar la nariz congestionada. Estimula el hígado para que retire las toxinas del torrente sanguíneo. Se prepara con una cucharadita de jengibre recién rallada, el jugo de medio limón, una cucharadita de miel y agua hirviendo.

Pimentón

Es una buena fuente de vitamina C

Pimienta de Cayena

Actúa como tónico para el aparato digestivo y para el sistema circulatorio. Puede utilizarse también para tratar la indigestión.

Semillas de alcaravea

Alivia la flatulencia, el cólico y la bronquitis. Además estimula el apetito y puede utilizarse para aliviar los dolores de la menstruación.

Semillas de Cilantro

Colabora con el funcionamiento del aparato digestivo. Se utiliza en el tratamiento de diarrea, cistítis e infecciones urinarias.

Semillas de Mostaza

Verter agua caliente sobre las semillas molidas y hacer un baño de pies para aliviar los síntomas gripales y el dolor de cabeza. Además estimula la acción de las glándulas sexuales.

Vainilla

Tiene un efecto euforizante que actúa en el sistema nervioso central y, por su olor, actúa indirectamente en la estimulación sexual.

Anis estrellado

Alivia la flatulencia. Ademas es muy utilizado en Oriente para la cura de los cólicos