Tarot a distancia, funciona?

La antigua y legendaria lectura de las cartas de tarot con una importante cantidad de adeptos en el siglo pasado,siempre requería como condición indispensable la presencia del o la consultante para que fuera el o ella misma quien tuviera contacto con las cartas, en una enorme medida esa energía propia del consultante era quien le daba un determinado orden a la aparición de las cartas y el tarotista como experto lector de esas figuras,le informaba a su consultante que mensajes las cartas de tarot le transmitían.

Pero con el advenimiento del siglo XXI y su tecnología, algunos tarotistas comenzaron a implementar la modalidad del tarot a distancia, una manera más ágil y práctica de lograr mayor volumen de clientes interesados en saber sobre su futuro, su salud, amor, situación financiera, etc. Pero que hay de verdad o de mentira en esta nueva modalidad que contradice totalmente el espíritu original de una tirada de tarot?

Las opiniones están divididas entre los firmes defensores del tarot original y ancestral y aquellos que practican este tipo de tarot adaptado a las nuevas tecnologías, para los primeros, aquellos que ofrecen tarot a distancia son unos simples comerciantes que pretenden lucrar con la necesidad de las personas y sin ningún respeto por la tradición milenaria del tarot, incluso ponen en duda de que realmente el “tarotista” llegue a consultar las cartas. Dicen “es muy probable que haya respuestas pre escritas de manera genérica para los diferentes casos de consultas”



En cambio los defensores de la nueva modalidad de tarot a distancia, se defienden diciendo que solo es necesario algunos datos del o la consultante para que se pueda leer perfectamente lo que las cartas tienen para decir, sostienen que la presencia de la persona es importante, pero no imprescindible para que las cartas puedan trasmitir algún mensaje. Argumentan que con el nombre, fecha de nacimiento y algún otro dato es suficiente. No descartan que pueda haber simples charlatanes dentro de ese entorno, pero que en todo caso no es exclusivo del tarot a distancia ya que el mismo riesgo se corre con el tarot presencial.

Videncias a distancia VS. Tarot a distancia.

Aquellos que aseguran ser videntes naturales y que no necesitan de leer o interpretar ninguna de estas mancias, afirman que solo ellos pueden predecir sobre que le depara el futuro a una persona, a pesar de la distancia, ya que este don adivinatorio que les fue otorgado no requiere de la presencia del consultante como es el caso de cualquier tipo de cartomancia.

Sostienen que el tarot a distancia únicamente podría ser practicado por un vidente que tuviera este don, pero en ese caso que sentido tendría que esta persona aprendiera a interpretar a los arcanos? Un vidente no necesita de ningún elemento externo para predecir, según ellos decir que se puede leer el tarot a distancia, es igual a decir que se puede hacer lectura de manos a distancia, aunque con las nuevas tecnología, esta última opción podría llegar a ser realidad en cualquier momento.

Así planteadas las cosas, solo queda que Ud. saque sus propias conclusiones sobre si el tarot a distancia es verdad o mentira, si funciona o no,  al fin y al cabo Ud. solo quiere saber algo más de su futuro y no caer en mano de charlatanes que no tengan otro interés mas que su dinero, aunque este riesgo sigue latente con cualquiera del las diferentes artes adivinatorias que pueda elegir.