Trasmites según el tono de tus prendas

Los tonos que usamos reflejan cómo nos sentimos y nos presentamos ante la vida. El rojo remite a pasión; el azul evoca seriedad y el marrón, a previsibilidad. Y esa proyección que hacemos no pasa desapercibida por el entorno.

Más bien todo lo contrario. De hecho un informe elaborado por la marca Pantone, autoridad mundial en este tema, asegura que los colores tienen efectos consistentes en la actividad neurológica.

Así también lo revela una encuesta que elaboró Dove, junto a la especialista en moda y asesora de imagen Carolina Aubele, en el marco del lanzamiento del antitranspirante Invisible Dry. El 93% de las 5.000 consultadas percibe que el color tiene incidencia sobre el estado de ánimo y casi el 90% cree que puede definir su personalidad. Además, 9 de cada 10 sostienen que hay ciertos tonos que potencian su belleza natural.



El informe también arrojó una curiosidad: si bien la mayoría de las mujeres dice identificarse con el color rojo, por la energía y pasión que evoca, a la hora de vestirse, apuestan al azul, que transmite calma, amabilidad, lealtad y compromiso. Es decir que si bien tienen en claro que su energía interior es arrasadora, optan por mostrar una imagen más bien clásica y seria. Acá, un detalle de lo que evocan los distintos tonos, según la mirada de las argentinas.

*Rosa: se vincula con la alegría. Es el tono del amor en un sentido femenino, derivado del rojo, que es el más vital de los colores. De acuerdo con el informe de Pantone, el rosa evoca un “rubor romántico”.

*Celestes, lavandas y verde claro: se asocian con la libertad. Remiten a la naturaleza, refrescan y calma. Se identifica con el relax y el descanso de las obligaciones.

*Dorado y plateado: hablan de seducción y sensualidad. Son colores luminosos asociados al glamur, el lujo y la lujuria.

*Azul eléctrico y naranja: tienen una energía activa y vibrante que implican acción y velocidad.

*Marrón, gris, verde oscuro y beige: están asociados a la tierra y por lo tanto a la estabilidad. Implican seriedad y previsibilidad.

 Opinión de experta

Carolina Aubele, especialista en moda y asesora de imagen, explica qué tonos usar según la ocasión.

¿Qué colores recomendarás para una entrevista laboral?

Para una entrevista laboral siempre van a ser ideales colores que nos muestren focalizados, eficientes y organizados. Para esto, el ideal es el azul en sus tonalidades oscuras y medias. Hay que evitar para estas ocasiones los tonos fuertes como el azul eléctrico. Los azules claros también pueden funcionar.

¿En qué tonos habría que vestirse para una primera cita?

Depende de lo que queramos lograr con esta primera cita. Puede ser que busques pareja entonces hay que ir con más calma y ser más sugerentes, por ejemplo algún tono de rosado va a ser más romántico. Incluso puede pensarse en un natural, celeste, tonos claros que tienden a dulcificar la imagen y exaltar lo etéreo de la imagen femenina. Si querés alguna salida más casual, el rojo es el más sexy.

¿Es posible modificar la energía que emanamos cambiando, simplemente, de color?

El color tiene un efecto, principalmente, sobre la energía de quien lo lleva. Por ejemplo, una persona que está atravesando una etapa depresiva, naturalmente tiende a vestirse de negro o gris como una forma de exteriorizar el estado interno. Los colores claros, vibrantes o luminosos como el blanco; o los cálidos como el naranja o amarillo, que nos alegran, ayudan a que la energía cambie. En el afuera esto se va a percibir.

También en la comunicación de una persona, a través de su imagen, los colores van a ayudar a que proyecte la imagen deseada.

Consejos fashionistas

 

¿Qué colores favorecen a las castañas, a las morochas y a las rubias? ¿Qué tonos deben evitar cada una de ellas?

En general, a las castañas y morochas las favorecen los colores con más fuerza e intensos y a las rubias les quedan bien los colores más claros y luminosos que acompañan su suavidad natural. A la hora de definir tonos específicos es importante hacer una prueba de colorimetría y así definir si la persona es de paleta fría o de paleta cálida. El tipo de colorimetría lo definen los tonos de ojos, cejas, piel y cabello. Con ellos son compatibles una paleta de colores. Los fríos son los derivados de los azules, los tonos plata, los violetas y verdes azulados; mientras que las paletas para personas cálidas se definen por tonos derivados de los amarillos, rojos, naranjas, verdes amarillentos; y si llevan azules o violetas es necesario que sean tonos vibrantes. Las paletas cálidas tienen que evitar los grises y los colores azulados muy oscuros porque tienden a hacer que la persona se vea mustia, con menos vitalidad. En el caso de las personas de paletas frías es importante que eviten los crema, amarillentos, los cálidos en general y los salmones y marrones anaranjados como tierra y teja.

¿Podrías compartir alguna regla general para aprender a combinar la ropa de manera adecuada? ¿Cuáles son los grandes “no”?

A la hora de combinar es importante definir cuáles son las piezas centrales, los diseños protagonistas y luego complementar con prendas que no sean tan ruidosas visualmente para que lo que sí llama la atención tenga su lugar central. Esto puede ser, por ejemplo, una chaqueta, un top, un pantalón o algún accesorio que sea muy importante.

Para renovar el guardarropas podemos comenzar a combinar las prendas de una manera fresca y renovada. A veces podemos innovar a partir de unir colores con ideas diferentes a como lo veníamos haciendo. Cuando combinamos, para comenzar, lo mejor es no usar más de tres colores, siempre se puede agregar blanco o negro.

En lo que respecta a los accesorios es importante que se coloquen para rellenar espacios vacíos y dar puntos de luz. Se debe evitar aplicar collares y piezas grandes sobre detalles de prendas.

Cuando combinamos texturas diferentes, siempre se debe tener en cuenta que los tamaños de los diseños (estampados o animal print) sean claramente diferentes en sus tamaños. Si son todas de la misma dimensión va a crear un efecto payasesco.