Para la depresión, hipérico o hierba de San Juan

Para la depresión hierba de san juan

Los problemas de depresión afecta a un alto porcentaje de las personas en estos tiempos modernos.

El hipérico, también conocido como hierba de San Juan, es una planta utilizada desde la antigüedad para tratar diversas afecciones y especialmente los estados de ánimo.

IMPORTANTE: antes de utilizar lea sobre los riesgos de utilizar Medicinas Alternativas

En los últimos años la ciencia lo ha estudiado y ha demostrado su increíble acción contra la depresión, haciéndolo perfecto para tratar trastornos del ánimo, la ansiedad y el insomnio.

Se trata de una planta silvestre que crece en las tierras templadas de muchas partes del mundo.

Aunque existen cientos de especies de hipérico, la más interesante desde el punto de vista medicinal es el Hypericum perforatum.

Las flores de ésta tienen unas motas oscuras que liberan un líquido lechoso y rojizo al apretarlas, el color de este pigmento es la base de las leyendas que relacionan el hipérico con la sangre de San Juan, e incluso con la de Jesús.

Donde se cultiva la hierba de San Juan

Gracias al reciente estudio de las propiedades antidepresivas del hipérico se ha fomentado considerablemente su cultivo.

Siguiendo las pautas de la agricultura biológica, que preserva su calidad medicinal, existen importantes plantaciones de hipérico en Alemania y las costas de California.

Dentro de las plantaciones de América del Sur, la de mayor fama son las de Chile, que suele exportar su cultivos a Brasil y Argentina.

Los efectos antidepresivos de la hierba de San Juan no se sienten sino hasta 7 días luego de su ingestión, en el caso de un tratamiento de dos o tres dosis de 300 mg. de extracto seco por día.

Mas efectiva para la depresión que los medicamentos y sin efectos secundarios

Aunque las funciones de los neurotransmisores está relacionadas, algunos de ellos influyen directamente sobre el estado de ánimo, la energía del cuerpo y los mecanismos del sueño.


Este es el caso de ciertas sustancias llamadas aminas biogénicas, cuyas deficiencias funcionales, causan las depresiones.

Desde comienzos del siglo XX se viene investigando el hecho de que las aminas afectan los llamados “estados de emergencia”, dolor, hambre, temor, rabia, etc.

Estas teorías llevaron a que se elaboraran diversos medicamentos que modificaban su metabolismo, liberando o alterando sus funciones como consecuencia.

Estos nuevos medicamentos sirvieron para disminuir algunos de los síntomas de la depresión y la ansiedad, pero al poco tiempo se descubrió que también tenían efectos secundarios muy desagradable.

De hecho, la mayoría de los fármacos antidepresivo incrementa la presencia de las aminas, especialmente de la serotonina, impidiendo así que sean eliminadas por las enzimas depurativas del organismo.

Que dicen los nuevos estudios sobre la hierba de san juan?

Los estudios mas recientes indican que, al contrario de los medicamentos más comunes, la hierba de San Juan no produce estos efectos secundarios.

Si bien el hipérico no funciona como inhibidor de las animas, tiene un efecto antidepresivo innegable que se debe a mecanismos adicionales, aún no analizados.

Una segunda teoría, por su parte indica la acción antidepresiva del hipérico debe buscarse en una sustancia llamada interleucina-6 (IL-6) que participa en las comunicaciones entre los sistemas nervioso e inmunológico.


El aumento de IL-6 en el cuerpo se relaciona con el aumento de la producción de hormonas suprarrenales que provocan los sintomas de la depresión

.
El extracto de hipérico ha demostrado ser eficaz para reducir los niveles de ambos y, a la vez, producir un estímulo sobre el sistema inmunológico, que mejora el estado de ánimo y revierte estados depresivos leves o moderados.

Con el hipérico se hacen infusiones y se elaboran aceite, tintura y cápsulas que se pueden conseguir en farmacias y locales herboristas.

Composición y propiedades del hipérico

Aceites esenciales: de fuerte acción anti-viral y antibiótica, están presente en las sumidades floridas y en las cápsulas florales.

Acidos carboxilicos fenólicos: actúan sobre el sistema inmunológico, fortaleciéndolo.

Carotenoides: actúan contra los radicales libres, por lo que ayudan a la regeneración de los tejidos, al mismo tiempo que facilitan el metabolismo.

Además, rejuvenecen las membranas celulares y revitalizan el sistema inmunológico.

Derivados del floroglucinol: sirven para curar heridas y como anti inflamatorios, anti bacterianos y antibióticos.

Flavonoles: son taninos condensados que combaten las inflamaciones y las úlceras.

Xantonas: presentes en las raíces de las plantas, son compuestos que actúan contra la depresión y los virus, además de tonificar el corazón.

Amplíe su información leyendo Hierbas Naturales para la depresión y Causas de la depresión y nuestra completa Guía de hierbas y plantas medicinales.