UD ESTÁ EN: Peybur Magazine » Cocina Sana y Saludable » Cuales son las mejores ollas para una cocina sana?

Cuales son las mejores ollas para una cocina sana?

Cuales son las mejores ollas para una cocina sana?
Imagen de Hans Braxmeier

Cuales son las mejores ollas para una cocina sana? a continuación vera las diferentes opciones con sus pro y sus contras.

Dentro de los antiguos elementos tradicionales para la cocción de alimentos encontramos que sobre la base del hierro aparece el enlozado o esmaltado.

De bonitos colores, muy decorativo y de fácil limpieza, pero están expuestos con el uso diario a los golpes o cacha-duras, el problema no es grave si es solo estético.

Advertisement

Pero si esto sucede por dentro, el problema es grave, al quedar el hierro al descubierto su oxido contamina los alimentos.

Y si alguna partícula se desprende puede producir alguna herida cortante en aparato digestivo.

Otro material clásico usado para cocinar alimentos es el aluminio, metal blando, poroso, liviano, buen difusor del calor.

La mayoría de nosotras lo hemos adoptado, pero se descubrió a nivel científico que es un material altamente toxico .

Despide una sustancia llamada BIÓXIDO DE ALUMEN, que al contacto con el agua y las altas temperaturas se convierte en HIDRÓXIDO DE ALUMEN .

Al hervir el agua, apreciamos  como un tono gris. ¿que nos produce? en los niños acelera el proceso de caries y en los adultos trastornos circulatorios y estomacales.

Advertisement

La otra opción son las ollas en acero inoxidable.

Nació posteriormente a la 2da. guerra Mundial, como un material bonito, higiénico y de fácil limpieza.

Pero con el uso diario se comprueba que es mal difusor del calor provocando una concentración en la base y una mala distribución en los laterales y tapa.

Esto obliga a las amas de casa al estar revolviendo permanentemente para que no se peguen las comidas.

Según encuestas realizadas en la cual se convocan amas de casa, nutricionistas e Industriales, se pudo comprobar que las amas de casa pedían ollas fácil limpieza y que sean prácticas.

Los nutricionistas pedían un equipo que cocine con salud, conservando todos los nutrientes y el industrial solicitó el diseño de un equipo compacto y funcional.

Así nacen las nuevas ollas de acero, que es de 18,8 elevado a nivel quirúrgico (contiene 18 partes de cromo , 8 de níquel y 74 partes de material ferroso).

La diferencia con el acero común , son sus grados de purificación (el acero común 3 coladas mientras que el acero quirúrgico tiene 9 coladas).

Es el mismo que se utiliza en la fabricación de instrumental de cirugía y el mismo que reemplaza el platino en las operaciones de cabeza y de fémur (clavos, prótesis etc.)

Si podemos llevar de por vida este material en nuestro cuerpo sin que nos haga daño, que puede pasarnos con los alimentos que cocinemos . Nada verdad?

Las dos cosas mas importantes que nos brindan las ollas de acero quirúrgico son salud y economía.

Según una estadística a nivel mundial nos indica que un 72% de la población sufre de mala nutrición.

El ama de casa cuando hace las compras elige lo mejor para sus seres queridos, pero cuando llegan los alimentos a su cocina entran a una cámara de tortura metafóricamente hablando.

A sus alimentos los va a exponer a la acción del aire, el agua y las altas temperaturas, los tres enemigos naturales de todos los nutrientes.

Por ejemplo si pelamos una papa o manzana y la dejamos unos minutos se oxida es decir que el aire hace el proceso de descomposición.

Como se cocinan las verduras en las ollas de acero quirúrgico?

La lavamos, trozadas o entera y solamente con las gotas del enjuague la introducimos dentro del recipiente seco y tapamos.

De esta manera eliminamos dos de los tres enemigos naturales de los alimentos que son el agua, que no le pusimos y el aire que no ingresa por que  se tapa en forma hermética, ahora solo  falta eliminar las altas temperaturas.

Llevamos el recipiente a fuego mínimo, a los pocos minutos va a comenzar a salir vapor producto de las gotas del enjuague ¿por donde va a salir?por el único lugar posible, entre la tapa y el recipiente.

El vapor, al salir va a chocar con la atmósfera que es mas densa y pesada y se va a condensar en gotas de agua, formando un anillo que se aloja en el borde.

Esto nos indica que tiene mucha temperatura, lo bajamos al mínimo, al bajar la temperatura se produce un fenómeno físico llamado depresión.

El recipiente quiere tomar aire pero el anillo de agua se lo impide, como no puede, succiona la tapa y esta se sella herméticamente.

A partir de ese momento no entra ni sale aire, ni olor, el vegetal no se seca, ni se pega, ni se quema ya que los vegetales al igual que las carnes tienen su propia humedad.

El tiempo de cocción es el mismo que con las antiguas ollas, 20 o 25 minutos, de hecho puede quedar de 2 a 10 horas que no se va a secar, quemar ni pegar.

Cuando finalmente se destapa, se rompe el sello de agua y se va encontrar con el mismo tamaño de las verduras originales, al no  deshidratar, esta no se achica.

Conserva el color y textura manteniendo todas sus propiedades alimenticias.

Con esta avanzada forma de cocinar alimentos, se conservan las sales minerales, vitaminas, proteínas y nutrientes que nadie aprovecha con las ollas tradicionales, ya que junto con el agua, se tiran al caño de la pileta.

Pero no solo verduras se pueden cocinar bajo este proceso único, el mismo tipo de cocción se aplica a todas las recetas de cocina que quiera preparar,  desde carnes asadas  a todo tipo de repostería.

Esta es la base de una cocina sana.