El método Pilates, de una técnica creada hace más de 80 años, pero que ha resurgido durante la última década al emplearse por conocidos deportistas y personajes famosos del mundo de la danza, el cine y la música (Jodie Foster, Madonna, Julia Roberts, Sylvester Stallone, Demi Moore, etc.). Este sistema de basa en una serie de ejercicios pensados para flexibilizar y tonificar los músculos, centrándose en la parte baja de la espalda y de las nalgas para fortalecer la columna vertebral, con el fin de conseguir una correcta postura corporal.

Los movimientos están basados en seis principios: concentración, control, centralización, fluidez de movimiento, precisión y respiración. Todo ello busca activar el sistema sanguíneo y el linfático, estirando cada músculo y tendón para lubricar el cuerpo obedeciendo a una tabla de ejercicios mientras se controla la respiración. Su práctica aumenta el control, la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, respetando las articulaciones y la espalda.

Tonificación muscular sin aumentar volumen con Pilates

Consigue un buen tono muscular fortaleciendo y tonificando el cuerpo sin aumentar el volumen muscular y con ello consiguiendo estilizar la figura ( excelente aliado para tratar la Obesidad). Logra el tan deseado “vientre plano”. Aumenta la flexibilidad, la agilidad, el sentido de equilibrio y mejora la coordinación de movimientos.Mejora la alineación postural y corrige los hábitos posturales incorrectos.Permite prevenir y rehabilitar lesiones del sistema músculo-esquelético.Mediante la respiración y la concentración se logra un estado de relajación global permitiendo con ello eliminar el estrés y las tensiones musculares y rigideces. Se ha comentado mucho también del beneficio del método Pilates sobre la prevención de osteoporosis, problema de importancia en la población femenina tras la menopausia.

Mediante la integración cuerpo-mente consigue aumentar la autoestima y el conocimiento del propio cuerpo obteniendo con ello un bienestar no sólo físico sino integral y logrando cambiar la forma en que te relacionas con tu cuerpo y afrontas la vida. Aporta gran vitalidad y fuerza permitiendo minimizar el esfuerzo para realizar las tareas cotidianas más pesadas o cualquier otro tipo de deporte.

Durante la Primera Guerra Mundial el fisioterapeuta alemán Joseph Pilates ideó una serie de ejercicios lentos y controlados para rehabilitar a soldados lesionados. Cuando fue hecho prisionero, él mismo confió en su método gimnástico, que a lo largo del tiempo completó con 500 ejercicios que combinaban fuerza, resistencia y flexibilidad además de control mental.

Pasados los años, sus tablas gimnásticas, acompañadas de pautas psíquicas, fueron aplicadas en el entrenamiento de atletas, especialmente en el de aquellos cuyas lesiones se localizaban en la espalda y cuya moral debía ser curada a la vez que las vértebras. Y a finales del siglo XX el método Pilates saltó a la fama entre modelos, actrices y cantantes. A pesar de su halo de glamour, revistas científicas de primer orden lo avalan como una opción aconsejable para quienes buscan alternativas en el ejercicio preventivo, y en Estados Unidos y el Reino Unido forma parte de las terapias de rehabilitación.

Dinos si te ha gustado y compártelo con tus amigos!!!