Verrugas, tratamiento natural para eliminarlas

Verrugas, Tratamiento natural para eliminarlas

Las verrugas son lesiones de la piel y aquí veremos el tratamiento natural para eliminarlas.

Consisten en pequeños abultamientos de consistencia más o menos firme y con forma irregular.

En función de su origen, se clasifican en verrugas comunes (cuya causa es la infección por un virus) y en verrugas seborreicas (también denominadas queratosis seborreicas, que no se deben a virus ni son contagiosas).

Las verrugas comunes son las más habituales y aparecen con más frecuencia en los niños de 7 a 12 años de edad.

Las verrugas no suelen producir ningún síntoma, siendo simplemente molestas desde el punto de vista estético, sobre todo cuando se localizan en zonas expuestas, como la nariz, la cara, los brazos, las manos, etc.

Sin embargo, hay veces que se complican con prurito (picor) o dan lugar a pequeñas hemorragias.

Causa de las verrugas comunes

Las verrugas comunes están producidas por el virus del papiloma humano.

Cada subtipo de este virus da lugar a la formación de un tipo diferente de verruga.

Se sabe que los 38 virus conocidos pueden producir verrugas plantares y palmares (de la planta del pie y de la palma de la mano).

O verrugas vulgares, verrugas planas, verrugas genitales (verrugas que se localizan en los genitales, tanto del hombre como de la mujer, y que se denominan condilomas acuminados), etc.

Tipos de verrugas comunes y su localización

Las verrugas vulgares suelen localizarse en las manos y son pequeños abultamientos duros cuyo color puede variar entre el color carne y el café.

Las verrugas plantares se diferencian del resto en que crecen hacia el interior, por lo que suelen producir grandes molestias al andar, ya que se clavan y presionan otras estructuras (músculos, ligamentos, nervios) de la planta del pie.

Se distinguen de los callos en que al raspar la superficie sangran con facilidad, ya que en su interior existen muchos vasos sanguíneos.

Las verrugas planas son las que aparecen con mayor frecuencia en los niños y suelen localizarse en la cara, cuello, tronco, codos y rodillas.

Las verrugas genitales (condilomas acuminados) suelen aparecer en la parte externa de estos órganos (en el hombre son frecuentes en el frenillo y en la mujer en los labios mayores, aunque a veces pueden extenderse hasta la vagina y primera porción de la matriz) y en la región que rodea el ano.

Es importante saber que a veces, aunque no se vean, puede haber verrugas internas y transmitirse a otras personas, de tal forma que en la actualidad se las considera como una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes.

Aunque suele ser una afectación rara, también pueden producirse verrugas a nivel de la laringe, la llamada papilomatosis laríngea, que en los casos más graves puede llegar a dificultar significativamente la entrada de aire a los pulmones.

Precauciones ante las verrugas

Las verrugas se transmiten por contagio personal, contagio que se ve facilitado por la existencia de pequeñas heridas.

Nadie está exento de infectarse en un momento determinado, y de hecho casi todas las personas han padecido verrugas alguna vez en su vida.

Así, para prevenir contraerlas debe evitarse utilizar las prendas de ropa, toallas, servilletas y demás objetos personales de personas que tengan verrugas.

Además, la persona que ya las tenga debe incrementar las medidas higiénicas y el cuidado de su piel (sobre todo en las plantas de los pies, que es donde hay mayor sudoración) para evitar que se infecten.

En general, se evitará recortarlas o rasparlas en exceso, ya que se puede facilitar su sangrado y, su propagación a otras partes del cuerpo.

Por supuesto, ante la presencia de cualquier lesión verrugosa que comience a aumentar de tamaño, varíe de coloración o sufra cualquier otro cambio en su apariencia, hay que consultar al médico especialista.

Para evitar las verrugas genitales, que se transmiten por contacto sexual, es conveniente adoptar medidas de protección (por ejemplo, preservativos o condones).

La vigilancia médica de este tipo de verrugas es importante ya que se asocian con un mayor riesgo de desarrollar un cáncer.

Verrugas, famoso tratamiento natural para eliminarlas

La cascara de banano o plátano es por excelencia el remedio casero para eliminar la verruga de forma natural.

Aplicar la parte interna sobre la verruga a eliminar, el ácido salicílico conjuntamente con el potasio que contienen son los elementos más indicados para secar la verrugas.

Aplique sobre la verruga y sujete el ungüento con algún tipo de cinta y deje allí toda la noche, en algunas semanas notará los resultados.

El otro remedio casero que le sigue al anterior en popularidad es el ajo.

Conocido bactericida de uso muy difundido en muchos trastornos.

En este caso machaque el ajo hasta formar una pasta que debe de ser aplicada sobre la verruga, repetir al menos dos veces al día, hasta que la misma desaparezca.

Para mas información sobre tratamientos naturales puede leer : Consejos de la abuela sobre remedios caseros