La correcta preparación del baño con aceites esenciales

La correcta preparación del baño con aceites esenciales

Antes de comenzar la correcta preparación del baño con aceites esenciales, es indispensable asegurarse que los que vallamos a utilizar sean para Aromaterapia.

Esto quiere decir que pueden utilizarse en contacto con la piel, a parte del uso convencional para hornillo, ya que no son naturales, producirán alergia en piel y en mucosas, o darán dolor de cabeza e irritación en la garganta.

Una vez seleccionados los aceites, poner a llenar la bañera. Cuando llega a la profundidad de 10 cm. agregarle los Aceites esenciales, diluidos en 2 cucharadas soperas de aceite vegetal base (Almendra, Jojoba, etc) de acuerdo a la necesidad de quien recibirá el baño.


Continuar con el llenado de la bañera hasta que llega a la mitad, introducirse y bañarse en la forma acostumbrada. Los vapores del agua caliente facilitan la penetración terapéutica de los aromas, tanto por las mucosas como por la piel.


Sus beneficios son fortalecer, relajar y armonizar.

Es importante recordar que nunca debe agregarse el Aceite esencial estando ya dentro de la bañera, ya que ingreso por medio de la piel caliente y mas permeable por la acción de agua, es muy rápido y podrá arder, especialmente con los aceites mas energizantes.

Para evitar que el agua de baño se enfríe, bastará agregar agua bien caliente 2 o 3 veces durante el baño, si la pileta está muy llena, debe retirarse un poco del agua. El aceite Esencial siempre flota y no se irá.

No hace falta enjuagarse el Aceite Esencial, en realidad, es mejor no hacerlo. La única recomendación es tener cuidad de no entre en contacto con los ojos.

Para hacer los baños de aroma con la ducha, la preparación varía ligeramente. El agua debe de estar bien caliente y las gotas de aceite esencial deber llevarse en una jarra de plástico.


Agregando champú, aplicar con movimientos circulares, emulsionado por el champú o bien enjabonando la esponja.


Este tipo de aplicación produce casi los mismos beneficios que el baño de inmersión. Cuanto mas permanezca la persona sin enjuagarse, más penetrarán los aceite esenciales.

Baño para piel sensible (alérgica o reseca)

Aceite esencial de Lavanda de 6 a 15 gotas gotas.
Aceite esencial de Benjui de 9 15 gotas.
Combina con el Jabón de Caléndula y Benjui y con el de Coco y Avena.
Es un baño muy bueno para personas nerviosas, que se brotan fácilmente, cuando sus emociones se desborda o están en medio de problemas que son para ellas difícil de resolver.

El baño las tranquilizará a la vez que bajara la reacción que se produce en la piel.

Baños con aceites esenciales para bebés (desde los 6 a los 25 kilos.)

Aceite esencial de Lavanda 3 gotas.
Aceite esencial de Manzanilla de 2 a 3 gotas.
Combina con el jabón de lavanda para bebés que puede usarse también para el pelo.

Si el bebé tuviera costras seborreas en la cabeza entonces utilizar el jabón de avena.

Es un baño tranquilizante que facilita el descanso de los bebés y de sus papás, cuida amorosamente la piel del bebé, mejora el sueño y la manzanilla actúa en los dolores de panza tan frecuentes en los bebés.

El cuidado de los aceites esenciales

La calidad de los aceites no disminuye con el paso del tiempo. Pero para extender su duración al máximo, deben guardarse siempre en un lugar fresco y oscuro.

Asegúrese de mantener las tapas de los frascos que contienen aceites esenciales puros perfectamente cerradas y que solo sean abiertas por el tiempo en que van a necesitarse.


Los aceites esenciales son muy volátiles y sus propiedades aromáticas pueden evaporarse algunas veces en pocos minutos.

Recomendamos Leer: Aromaterapia para mujeres