Propiedades de las uvas

Valoradas desde la antigüedad como un alimento refrescante y energético, las uvas se siguen utilizando para tratar varias afecciones y por sus efectos diuréticos.

La uva que consumimos habitualmente posee muchas propiedades beneficiosas para la salud, siendo una fruta ideal para hacer ayunos por su gran poder desintoxicante. Ademas, el colorante de las uvas negras, (la enocianina) es un excelente tónico para el organismo.

Las uvas tienen una merecida fama por limpiar, fortalecer y rejuvenecer el cuerpo humano, y proporcionan diversos nutrientes y potasio.

La dulzura de las uvas procede de su elevado contenido de azúcar. Entre el quince y el veinticinco por ciento de sus calorías son de la glucosa y la fructuosa. Pero las uvas son un alimento con un bajo índice de glucemia, ya que suben el azúcar en la sangre lentamente. Sin embargo, y justamente por este alto contenido de azúcar, no es recomendable para quienes sufren de diabetes.

Un racimo chico de uvas nos proporciona vitaminas y minerales, además de ser una importante fuente de fito nutrientes tales como el ácido elágico.

Según la medicina china, la uva contiene sales que purifican la sangre y que limpian las glándulas y los órganos del cuerpo humano. Los médicos chinos aconsejan una cura de uvas de diez días con el objetivo de purificar el cuerpo. En ese lapso sólo se consume esa fruta.
También afirman las uvas aumenta la energía “Chi” y fortalecen los huesos y los tendones.

En Occidente, se han utilizado a las uvas para aliviar el reuma y la artritis, la retención de líquidos y los dolores al orinar.

Para los problemas urinarios a largo plazo se recomienda unos doscientos gramos de uvas diarias.

Las uvas contienen ácido elágico que ayuda a neutralizar ciertas sustancias cancerígenas.

Las uvas son ricas en potasio que colabora para reducir la alta presión arterial. La falta de potasio pueden traer aparejada estados de confusión mental y depresión.

Es importante consumir la piel y las semillas, que es donde se encuentran las numerosas sustancias antioxidantes que protegen a los vasos sanguíneos, previenen la arteriosclerosis y favorecen el sistema inmunitario.

Las uvas se encuentran entre las 4 frutas que más desintoxican