Alimentos que adelgazan

Para tratar la Obesidad y bajar de peso, no es preciso seguir complejos programas. Se trata, puramente de comer menos calorías de las que se consumen. Una de las mejores maneras de hacerlo es consumir diariamente alimentos calóricos-negativos; Investigaciones llevadas a cabo recientemente indican que algunos alimentos queman más calorías de las que suministran al organismo y, por lo tanto, su ingesta provoca pérdida de peso.

A esos alimentos se los conoce como alimentos con colorías negativas o, más simplemente, alimentos calórico-negativos.



Tienen la virtud de acelerar la tasa metabólica. La clave está en el metabolismo y en incidencia que ciertos alimentos tienen sobre él Tengamos en cuenta que todo aquello que comemos se convierte en calorías ya sea una simple acelga o un puré de berenjenas, hasta las avellanas y la manteca. Todo lo que va a nuestro estómado se transforma en contenido calórico, lo cual es bastante parecido a decir que se transforma en energía utilizable

Modificar la velocidad metabólica

Los alimentos con calorías negativas o calórico-negativos son un grupo de dieciocho vegetales que tienen la virtud de acelerar la tasa metabólica, acrecentando de esa manera el porcentaje de calorías quemadas en cada acción. En general se trata de alimentos especialmente ricos en contenidos de fibras y de agua, con lo cual el cuerpo gasta o invierte un número mayor de calorías después de procesarlos, que aquellas otras que obtendrá del alimento ya procesado. Eso hace que la diferencia entre la ingesta y el gasto sea del orden de lo negativo. Un ejemplo de lo que venimos explicando es el apio, ya que una porción de 100 gramos de apio aporta 14 colorías y el organismo utiliza 30 calorías para lograr metabolizarlo. Por lo tanto, una porción de apio contiene 16 calorías negativas.

Hasta el momento fueron descubiertos 18 alimentos con estas propiedades. Todos ellos son de origen vegetal. Dieciséis verduras y los dos restantes son legumbres.

Si bien son en su totalidad sanos y nutritivos, no poseen todos los nutrientes necesarios para que el cuerpo funcione a pleno. Por lo tanto, consumiendo sólo éstos no se puede adegurar un buen estado de salud. Debemos tener en claro que todos los alimentos que contienen calorias negativas por su origen vegetal son alimentos ricos especialmente en vitaminas y minerales, pero particularmente escasos en otros dos tipos de nutrientes imprescindibles para mantenernos sanos, las grasas y las proteínas. Las grasas o lípidos son las reservas de energía del organismo y las proteínas la materia prima con la que se forman todos los tejidos del cuerpo. Es posible alimentarse exclusivamente en base a alimentos calórico-negativo si desea adelgazar rápidamente, pero esa dieta núnca debe prolongarse por espacio de más de tres dias. Por que si nuestra dieta es pobre en nutrientes, como las grasas y las proteínas, comenzaremos a sentirnos débiles y estaremos expuestos a enfermedades y dolencias.

Cómo complementar los alimentos calóricos negativos para una dieta sana

 

Para complementar una dieta sana, se deben combinar los alimentos colóricos-negativo con otros que no lo son y que le aportan al cuerpo la dosis necesaria de proteínas y lípidos. Por ejemplo todas las ensaladas tienen uno o más ingredientes con calorías negativas y eso asegura el descenso de peso, pero, además, todas ellas están acompañadas por una pequeña dosis de aceite vegetal. Esta dosis sirve para cubrir parte de los requerimientos de lípidos del organismo

También es aconsejable incorporar algún componente de alto contenido protéico como ser pescado, huevo y carne de ternera, entre otros. El aporte de calcio nunca es adecuadamente obtenido a través de vegetales y legumbres y es por eso que las recetas deben incluir lácteos tales como queso rallado para sazonar pastas, yogurt natural a modo de aliño para las ensaladas y queso blanco descremado para lograr sopas de consistencia cremosa. Aunque no existe una fórmula matemática para combinar los alimentos, podría decirse que una buena proporción es entre 1/2 y 1/4 parte de la alimentación diaria debería estar compuesta de alimentos con calorías negativas.

Ninguna dieta ni programa de alimentación con fines adelgazantes que se considere serio se encuentra completo sin una dosis mínima de actividad física regular. Ya se trate de prácticas tan sofisticadas como la equitación o el tenis, o de actividades tan simples como una caminata a paso rápido, el ascenso de escaleras o el afamado Metodo Pilates

Poner el cuerpo en movimiento y hacerlo de forma regular es un verdadero imperativo si se desea que una dieta dé resultados significativos y tenga efectos duraderos. Esa actividad física lo ayudará a quemar colorías pero además, supondrá toda una serie de beneficios adicionales para que su organismo pueda adaptarse de manera óptima a su nuevo modelo alimentario y a su renovado estado corporal con menor peso

La actividad física ayuda a la reducción en sangre de grasa nocivas, tales como los triglicérido y el colesterol malo

Disminuye el estrés y colabora para lograr un buen y profundo ritmo de sueño, aparte de incrementar la masa y la fuerza muscular.

Los dieciocho alimentos calóricos negativos

Lista de alimentos que adelgazan
Chicoria, Ajo, Apio Calabaza, Cebolla, Coliflor, Endibia, Espárago, Espinaca, Hinojo, Lechuga, Morrón, Pepino, Remolacha Zanahoria, Zapallito, Lentejas, Porotos

Que son las calorías?

Una caloría es una unidad de medida utilizada en alimentación que registra la cantidad de energía que puede producir un alimento. Es frecuente hablar de calorías cuando en realidad la referencia es a kilocalorías, lo que a veces provoca cierta confusión.

Una de las necesidades básicas del organismo es la energía. Para conseguirla, el cuerpo utiliza los alimentos como combustibles generadores de calorías. El organismo se encarga de transformar estas calorías en energía, elemento necesario para desarrollar cualquier actividad, desde guiñar un ojo a realizar un trabajo físico intenso.

La energía también puede emplearse en procesos de crecimiento, para la reparación de estructuras dañadas o para la regulación y el buen funcionamiento de los distintos órganos y sistemas corporales. La cantidad de calorías necesarias cada día es variable. Por ejemplo, un niño muy inquieto puede necesitar más calorías que un adulto que trabaje en una oficina. Asimismo, las necesidades calóricas vienen determinadas por factores externos tales como la temperatura ambiental. En general y según su nivel de actividad física, se considera que un hombre adulto necesita una alimentación diaria que le aporte entre 2.500 y 3.000 calorías (kilocalorías). La mujer, por su parte, precisa de unas 500 calorías menos.

Si una persona toma una cantidad de calorías superior a la que su organismo necesita, el exceso puede almacenarse en forma de depósitos de grasa. Esto es lo que provoca el aumento de peso. En el lado opuesto, si lo que ocurre es que come por debajo de las necesidades, las reservas de grasa son utilizadas para la obtención de energía, con lo que se pierde peso. Alrededor de 500 gramos de grasa suponen aproximadamente un depósito de 3.500 calorías. Por tanto, si se desea perder peso una buena forma de hacerlo es comiendo menos alimentos que contengan muchas calorías y haciendo más ejercicio. De esa manera, el gasto de energía será superior a las calorías que se toman con la dieta y el organismo necesitará obtener más energía a partir de las reservas de grasa. Sin embargo, es importante no olvidar que las dietas dirigidas a perder peso deben ser siempre supervisadas por un médico. Algunas dietas de pérdida de peso pueden estar completamente desequilibradas, ya que se centran en único tipo de alimento y se olvidan de los demás. Esto las hace peligrosas.



Contenido Relacionado