Que es el masaje Shantala para bebés

masaje Shantala para bebés
Imagen de Regina Petkovic

Que es Masaje Shantala para bebes y por que es tan beneficioso es lo que trataremos en este artículo.

Es popularmente conocido que estando en Calcuta, el Dr. Frederik Leboyer. obstetra de origen Francés, autor del revolucionario libro “Por un nacimiento sin violencia”, pudo observar a una mujer realizando este masaje a su hijo, con la naturalidad de lo cotidiano.

Su nombre era Shantala y en reconocimiento a la enseñanza que ella le brindó, él transmitió este antiguo arte de el Ayurveda a Occidente con su nombre.

La difusión de esta terapia se ha logrado gracias a un grupo de estudiosos que definen al masaje Shantala como una práctica significativa que tiene enormes repercusiones positivas en el desarrollo físico- emocional de un niño.

Según los investigadores, los masajes estimula el sistema nervioso y liberan sustancias bioquímicas que relajan al niño, aumentan el apetito y fortalecen los lazos entre padres e hijos.

Principios del Masaje Shantala

Las experiencias corporales son el punto de partida para el desarrollo de la personalidad del individuo.

Una de sus principales característica es su capacidad para favorecer la maduración de una personalidad estable.

Se logra mediante la asimilación de las experiencias sensoriales a través de un cerebro en pleno desarrollo.

Cuando más pequeño el niño, mayor significación adquiere el lenguaje piel a piel.

Estudios que comprueban la eficacia del Masaje Shantala

Son muchas las formas en que el Shantala puede ayudar al bebé. Esencialmente, fortalece el vínculo entre la mamá y el bebé.

Además brinda seguridad afectiva, contribuye a la autoestima y a la sociabilidad del niño y promueve la conciencia del propio cuerpo.

Los efectos del masaje Shantala en los bebés han sido amplia mente estudiados en Australia.

A un grupo de padres primerizos se les enseñó como dar masajes a sus hijos de 4 semanas. Los padres deben continuar la practica mientras durara el estudio.


Se organizó también un grupo control formado por padres que no daban masajes a sus bebés.

Pudo comprobarse que a las 12 semanas, los bebés a los que les habían dado masajes recibían a sus padres con más contacto visual, sonrisas, vocalizaciones.

También mostraron más respuestas de orientación a sus padres y menos comportamientos de evitar la mirada.

El Shantala permite al padre y a su bebé disfrutar del contacto piel a piel que la mamá suele experimentar a través de la lactancia, pero que los hombre suelen perderse.

Los padres llegaron a comprender los ritmos y respuestas de sus hijos y adquirieron más confianza en su manejo.

Resultados del estudio

Los resultados de estudios que se realizaron en 1997, demuestran que con un contacto positivo, sumados a los cuidados diarios (alimentación, cambio de pañales, etc) se ayuda al desarrollo físico, del lenguaje y de las habilidades sociales de los niños.

En diferentes estudios se comprobó que los cólicos y gases pueden dañar la relación entre padres y bebés.


Los padres pierden confianza en si mismos por que los esfuerzos por calmar a sus hijos son infructuosos.

Cuando el bebé expresa una necesidad, responden con confusión en vez de emprender una acción positiva.


El masaje puede aliviar temporalmente los cólicos y también ayuda a romper el circulo de ineficacia por que los padres sienten que, de algún modo, ayudan a sus bebés.

A partir de los 6 años en adelante, el Shantala deja el lugar al Masaje Ayurvédico o Abhyanga y este pasa a formar parte de la rutina de chicos y adultos.